Pedanías

TURBALLOS:

Turballos, es una pedanía perteneciente al municipio de Muro. Esta situada al pie en la parte meridional de la montaña del Benicadell, a una altitud de 455 metros. El terreno es de secano de una calidad regular y su cultivo son los olivos.

Actualmente tiene 18 casas, una iglesia dedicada a San Francisco de Paula y celebran sus fiestas patronales siempre el tercer domingo de septiembre.

Limita con Muro por el norte y oeste, con Gaianes limita por el este y con Cela de Nuñez por el sur. Esta comunicada con Alicante y con Valencia por la Nacional 340, punto kilométrico 807 y existen caminos con los pueblos limítrofes.

La pedanía de Turballos, es muy singular por su aspecto. Dado que parece que los años no hayan pasando por ella. Sus calles y casas conservan un estilo particular y tradicional, sin duda es visita obligada para todo aquel que visita esta zona.

En la misma pedanía en el mes de mayo, se celebra la Fiesta del Benicadell, esta ultima ha sido la V edición y recibe este nombre por ubicarse a los pies de la misma Sierra. Las actividades que actualmente se llevan a cabo durante esta celebración están relacionadas con el medio ambiente y su sostenibilidad.

Turballos Turballos Turballos

SETLA DE NUNYES:

Setla se encuentra situado a una altitud de 396 metros, a 1 km. de Muro en dirección a Beniarrés, en el margen izquierdo del río Agres.

Actualmente, en la población se contabilizan 150 habitantes censados, en verano la pedanía de Setla duplica sus habitantes. La mayor parte de estos se han dedicado a la agricultura pasando esta a ser una segunda fuente de ingresos en la actualidad; la industria y los servicios hoy en día son la principal fuente de ingresos.

Las fiestas patronales, se celebran la segunda quincena de agosto en honor al patrón San Joaquín junto con la patrona la Mare de Déu d'Agost.

 

BENÀMER:

Benàmer, nombre de origen árabe, se encuentra situada a una altitud de 360 metros, a 1 km. de Muro en dirección a Benimarfull.

Las fiestas patronales se celebran la primera semana de septiembre en honor a la Mare de Déu de Gràcia.