Educación Primaria

La Educación primaria tiene carácter obligatorio y gratuito. Comprende tres ciclos de dos años cada uno, en total, seis cursos académicos, que se seguirán ordinariamente entre los seis y los doce años de edad. Con carácter general, los alumnos y las alumnas se incorporarán al primer curso de la Educación primaria en el año natural en el que cumplan seis años.

La finalidad es proporcionar a todos los niños una educación común que pueda hacer posible la adquisición de los elementos básicos culturales, los aprendizajes relativos a la expresión oral, a la lectura, a la escritura y al cálculo aritmético, así como una progresiva autonomía de acción en su medio.

La Educación Primaria contribuirá a desarrollar en el alumnado las siguientes capacidades:

  • Utilizar de manera apropiada la lengua castellana y el valenciano.
  • Comprender y expresar mensajes sencillos en una lengua extranjera.
  • Aplicar a las situaciones de su vida cotidiana operaciones sencillas de cálculo y procedimientos lógicos elementales.
  • Adquirir las habilidades que permiten desarrollarse con autonomía en el ámbito familiar y doméstico, así como en los grupos sociales con los que se relacionan.
  • Apreciar los valores básicos que rigen la vida y la convivencia humana y obrar de acuerdo con ellos.
  • Utilizar los diferentes medios de representación y expresión artística.
  • Conocer las características fundamentales del suyo medio físico, social y cultural, y las posibilidades de acción en el mismo.
  • Valorar la higiene y salud de su propio cuerpo, así como la conservación de la naturaleza y del medio ambiente.
  • Utilizar la Educación Física y el deporte por favorecer el desarrollo personal

La Educación Primaria se organiza en áreas con un carácter global e integrador, y será impartida por maestros que tendrán competencia en todas las áreas de este nivel. La enseñanza de la música, de la educación física y de los idiomas extranjeros, serán impartidas por maestros con la especialización o calificación correspondiente.

Criterios de evaluación

La evaluación de los procesos de aprendizaje del alumnado será continua y global y tendrá en cuenta el progreso del alumno en el conjunto de las áreas del currículum.

La evaluación se realizará teniendo en cuenta los diferentes elementos del currículum.

Los criterios de evaluación de las áreas serán referencia fundamental para valorar el grado de adquisición de las competencias básicas.

En el contexto del proceso de evaluación continúa, cuando el progreso de un alumno no sea el adecuado, se establecerán medidas de refuerzo educativo. Estas medidas se adoptarán en cualquier momento del ciclo, en el momento en que se detecten las dificultades y estarán dirigidas a garantizar la adquisición de los aprendizajes imprescindibles para continuar el proceso educativo.

Los maestros evaluarán tanto los aprendizajes del alumnado como los procesos de enseñanza y su propia práctica docente.

Los resultados de la evaluación se expresarán en la Educación primaria en los siguientes términos: Insuficiente (IN), Suficiente (SU), Bien (BI), Notable (NT), Excelente (SB), considerándose calificación negativa el Insuficiente y positivas todas las demás.

Criterios de promoción

Al finalizar cada uno de los ciclos, y como consecuencia del proceso de evaluación, el profesorado del grupo adoptará las decisiones correspondientes sobre la promoción del alumnado, teniendo especialmente en consideración la información y el criterio del profesor tutor.

Se accederá al ciclo educativo siguiente siempre que se considere que se haya conseguido el desarrollo correspondiente de las competencias básicas y el adecuado grado de madurez. Se accederá, sin embargo, siempre que los aprendizajes no conseguidos no impidan seguir con el aprovechamiento del nuevo ciclo. En este caso, el alumnado recibirá los apoyos necesarios para recuperar estos.

Cuando no se cumplan las condiciones señaladas en el apartado anterior, se permanecerá un año más en el mismo ciclo. Esta medida se podrá adoptar una sola vez a lo largo de la Educación primaria y deberá ir acompañada de un plan específico de refuerzo o recuperación. Los centros organizarán este plan de acuerdo con aquello establecido por las administraciones educativas.

Se accederá a la Educación secundaria obligatoria si se ha conseguido el desarrollo correspondiente de las competencias básicas y el adecuado grado de madurez. Se accederá, igualmente, siempre que los aprendizajes no conseguidos no impidan seguir con el aprovechamiento de la nueva etapa. En este caso, el alumnado recibirá los apoyos necesarios para recuperar estos.

Cuando no se cumplan las condiciones señaladas en el párrafo anterior, no se podrá promocionar a la etapa siguiente si no se han agotado las medidas previstas.

De conformidad con aquello estipulado al artículo 4.2 en su letra e), de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del Derecho a la Educación, los padres o tutores deberán participar y apoyar la evolución del proceso educativo de sus hijos o tutelados, así como conocer las decisiones relativas a la evaluación y promoción y colaborar en las medidas de apoyo o refuerzo que adopten los centros para facilitar su progreso educativo.

Historial académico

El historial académico de Educación primaria es el documento oficial que refleja los resultados de la evaluación y las decisiones relativas al progreso académico del alumnado a lo largo de la etapa, y tiene valor acreditativo de los estudios realizados. Su custodia corresponde al centro educativo en que el alumnado se encuentre escolarizado.

Al finalizar la etapa, el historial académico de Educación primaria se entregará al alumnado y una copia se enviará al centro de educación secundaria, a petición de este, junto al informe individualizado al que hace referencia el artículo 12.2 del Real Decreto 1513/2006, de 7 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimos de la Educación primaria. Estas circunstancias serán reflejadas en el correspondiente expediente académico.